lunes, 10 de noviembre de 2014

La magia de la fatalidad

Ficha

Director: Carlos Vermut 
Intérpretes: José Sacristán, Bárbara Lennie, Luis Bermejo, Israel Elejalde, Lucía Pollán 
Género: Drama, Thriller Duración: 
127 min. 
Año: 2014
Puntuación











Las casualidades no existen. Todo a nuestro alrededor está meticulosamente tejido. Aunque no nos demos cuenta, con cada elección que hacemos o, incluso aquellas que no llegamos a crear o de las que no somos conscientes; deciden cuál va a ser el siguiente camino que recorreremos. Y en ese trayecto, encontraremos a otras personas que también formularon sus propias decisiones, o que se vieron abocadas a ellas. Esta reflexión tan "filosófica”, podría ser la sinopsis de ‘Magical girl’ (cuyo nombre tampoco es casualidad). 



Tres personajes que se entrelazan, que podrían no haberlo hecho. Pero que lo hacen y se encuentran en ese camino al que les llevan sus actos, no siempre del todo racionales. A veces fatales. Como la vida. 

Luis (Luis Bermejo) elige llevar a cabo un improbable cúmulo de chantajes. Improbable porque, ¿cómo iba un profesor en paro, bonachón, a llegar hasta ese extremo? Simplemente porque desea cumplir el último sueño de Alicia (Lucía Pollán), su hija enferma de un cáncer terminal. En este camino de coacciones, aparece Bárbara (Bárbara Lennie), una atractiva ama de casa que sufre trastornos psicológicos, aunque demostrará ser la persona más cuerda de esta madeja de no-casualidades. Y antes, mucho antes de este cruce, Bárbara ya había enlazado, o más bien atrapado, a su vida a Damián (José Sacristán), un profesor retirado. 



El culpable de enredar sus vidas es Carlos Vermut. Salta de una forma abismal hacia la perfección desde su debut con ‘Diamond Flash’. Y lo hace de tal forma, que toca advertir a los espectadores de que no se encontrarán con la clásica película de vidas cruzadas. También se enredan los géneros: humor negro, thriller, drama...

Nada es típico de la gran pantalla. Empezando por los escenarios. Son tan reales y cercanos, que podríamos casi creer que el film ha sido rodado en nuestra calle, que son nuestros vecinos los que están tomando unas decisiones casi surrealistas (quién sabe). Un portal que bien podría ser el de cualquier barrio obrero. El bar de toda la vida. La mansión de las afueras donde lo que ocurre dentro no son más que suposiciones. Todos los escenarios tienen su porqué. Ya hemos dicho que aquí no existen las casualidades. Y, para que no queden dudas de que esto es así, el guión es sencillamente perfecto. No deja nada por sabido, nada por explicar. Tanto es así, que hasta lo más irreal parece probable, muy probable fuera de la sala.

Los personajes son quienes se explican solos. Los encargados de guiarnos por esta historia. Resultan tan convincentes, que se nos olvida que apenas responden a los patrones establecidos en nuestro cine, a lo “normal”. Algo más que aplaudirle a Vermut. Es casi seguro que José Sacristán ganará muchos premios por su personaje, y bien merecidos. También lo es que costará olvidar a Luis Bermejo como amantísimo padre. Pero en esta película, quien más reverencias merece es Bárbara Lennie. A veces dulce, a veces aterradora. A veces adorable, otras odiable. Pero siempre convincente. Sin duda, una delicia de interpretación. 

Quizá ‘Magical girl’ tenga difícil hacerse con la atención del público (lo demuestra su escasa e injusta distribución en las salas). Pero quien consiga verla, saldrá del cine con la boca abierta, con ganas de más, y con la sensación de no poder olvidar nunca esta trama. Es magia. No se puede explicarSimplemente magia nada casual.




No hay comentarios: