miércoles, 30 de diciembre de 2009

Ahora que el 2009 se va...


…2009…

Este año, desde luego no ha sido el mío. Supongo que he aprendido lo que es el dolor, el dolor del abandono, ya sea por una muerte o por una ruptura.

Mi abuela murió en el mes de mayo, y eso ha sido lo más duro a lo que nos hemos enfrentado nunca los Cifuentes. Sabemos que esta Nochevieja no va a ser lo mismo sin la típica foto familiar y sus típicas palabras a la hora del brindis. Pero también sabemos que se marchó queriéndonos muchísimo a todos y sintiéndose orgullosa de cada uno de nosotros.

Después vino mi primera ruptura amorosa, que hizo que este verano fuese malo para los dos implicados y que casi se rompiera una amistad de las de verdad. Lo fue porque no supe afrontar las cosas y no me comporté con él como debiera. Por fortuna, logramos que todo volviera a la normalidad.

Bien pasado el verano, volví a caer en lo mismo. Todo parecía indicar que por fin iba a tener un final feliz, pero las cosas terminaron por “precaución”. El caso es que volví a sumirme en el caos sentimental.

Y aunque estos tres hechos hayan marcado mi manera de pensar y actuar este año, y hayan pesado demasiado para mí… También tengo que mencionar las cosas buenas:
Ganar otro concurso literario (aunque casi me toca quemar el ayuntamiento para que me dieran el premio xD)
El viaje a Italia, en el que me uní más a mis pavas y descubrí lugares increíbles
La graduación, que fue uno de los días más bonitos de mi vida y que me hizo darme cuenta de muchas cosas
La Pau, que si bien fueron unos días de estrés y agobio, yo la recuerdo con cariño por esos ratos en el césped de la Universidad, en la biblioteca y la gran fiesta final.
Las salidas nocturnas de este verano, que empezaron flojitas y terminaron conmigo volviendo cada sábado ya de día a casa y habiéndolo pasado genial
Los días en la playa, tanto el del cumple de Larissa como nuestro viaje a Cullera.
La feria, con nuestras camisetas, nuestras tonterías varias y nuestro maratón de 18 horas seguidas allí (el año que viene, por ser el centenario hay que estar por lo menos 48 jaja)
Mi llegada a Elche y a la vida universitaria, porque más que costarme adaptarme, me abrió las puertas a nueva mentalidad…
Mis primeros ligues de verdad. Mis primeros sentimientos verdaderos...
Y, que de lo malo siempre se saca algo bueno, y yo he obtenido mis propias conclusiones: no se debe dejar las cosas para mañana, podría no haber mañana. No puedes hacerte ilusiones a largo plazo, dedícate a vivir el presente. Una amistad vale mucho más que un noviazgo, no la pierdas por tonterías. Del último acontecimiento negativo, bueno... no puedo decir que ya haya extraído algo bueno, aunque sí puedo asegurar, que ha sido el mes más intenso de toda mi vida...

Pero sobretodo, de este año me quedo con la gente:
-Con la Rakel, por haber sido más que nunca mi Mimor, por formar conmigo y con Álvaro un maravilloso trío de amigos que a pesar de los piques, está más que unido. Por haber secado tantas veces este año mis lágrimas.
-Con Álvaro, por ser mi rojo preferido, el que siempre canta conmigo, el que me conoce mejor de lo que esperaba y ha utilizado eso para cuidarme y sacarme adelante.
-Con Vicky, por ser mi conciencia y estar tan loca logrando hacerme siempre sonreír por bailar conmigo vals cuando las cosas no van bien
-Con Antonio, por haberme enseñado tantas cosas en ese mes, por haber continuado a mi lado todo este tiempo a pesar de mis continuos errores y por haber actuado de nuevo de amigo cuando más lo he necesitado
-Con mi hermana, porque parece que a pesar de las riñas, de verdad me quiere
-Con Silvia, por un año más a mi lado, por tantas y tantas horas de conversación, por sus pequeños regalos del día a día, por saber cuando necesitaba algo, y dármelo…
-Con Morote, por este año en que nos hemos vuelto a reencontrar como amigos, por haberse preocupado tanto por mí, por obligarme a seguir
- Con Maripi, por esas salidas nocturnas, por ser mi compañera de trastadas y juergas, por sus consultas médicas, por su risa contagiosa, por preocuparse por mí aún estando tan lejos
-Con Larissa, por ser la Larissa de mis amores, la que siempre está dispuesta a escucharme, por sus sabios consejos, por su preocupación infinita, por sus lecciones, por los bombones que me dan vida
-Con Bego, por seguir siendo mi compi aún después de tanto tiempo, por los bailes y las risas
-Con Raúl, por ser mi rockero preferido, por sus abrazos, por sus sabias palabras justo a tiempo, por demostrarme que aunque yo no lo supiera, siempre estaba ahí
-Con mi prima Sonia, por su terapia Cifuentes y sus locuras
-Con mi primo precioso Andrés, por actuar de primo mayor tratando de protegerme siempre, por ser mi gran confidente, por sus consejos y su amor
-Con Raquel y Adela, porque este año nos hemos unido algo más, por las fiestas, los ratos en la biblioteca, los cotilleos, las confidencias…
-Con Nacho, por enseñarme a mirar la vida con otros ojos, con unos más optimistas. Por su paciencia infinita a la hora de aguantarme
-Con Alejandro, Cris,Tamara y Juandi porque no sé qué tienen, que cada sábado que los veo me siento muy feliz.
-Con Paco por ser mi compañero de F. y más que eso, un juerguista innato y sobretodo… por animarme siempre sin preguntar nunca nada. Y a Ramón y Jorge por esa feria. Así como el Arenas, Miguel y Alberto por esas noches de sábado
-Con mis estudiantax Cris y Silvia, por ser las compañeras de piso perfectas, por la sidra y los bombones que me animaron tanto, por sus consejos, por las risas de cada día.
-Con mis chiquetas y mi Chiquet(con las que no tengo foto. Mal) Vero, Aitana, Ester, Patri, Cath , Isabelle, y Carlos. Por hacer de las clases un rato divertido y por lograr que hasta en las peores mañanas, me entraran ganas de sonreír.
-Con Javi, porque aunque no he sido justa con él, no ha dudado nunca en estar ahí cuando lo he necesitado. Por su visión de vida, por intentar contagiarme de optimismo y por continuar siendo mi camarada
-Con Katy, por sus textos y palabras de apoyo
-Con mis padres, por muy tópico que suene, porque se han preocupado por mí como nunca y por el esfuerzo que están haciendo para que yo pueda cumplir mi sueño
-Y con mi abuela, porque me quedo con los días en los que la ví sentada en su sillón, mientras me contaba mil y una cosas sobre la novela y ambas despotricábamos sobre los personajes más malvados. Y porque nadie nunca me dará dos besos como me los daba ella cuando me iba, acompañados de su “hasta mañana si Dios quiere. Cuídate”
-Y aunque suene atípico, a Él porque aunque las cosas no salieran como queríamos, he podido aprendir multitud de cosas a su lado...

Del 2010 espero que sea mejor, pero sobretodo que sigáis a mi lado

¡Feliz año!

viernes, 11 de diciembre de 2009

Tenía tanto amor que llevaba su nombre, que ahora no sé qué hacer con él...